La Nueva Clase Media



A contramano de lo que muchos creen, pronto se dará en el Perú una rebelión contra las élites políticas y económicas. Cualquier hecho, un nuevo destape de corrupción, un proyecto de ley oportunista, un grosero abuso en el mercado, una injusticia más cometida por el Estado encenderá la calle y un nuevo actor aparecerá en las plazas. No serán los marginados y menos la “clase proletaria”, porque esta como clase es casi inexistente. La verdadera causa del desborde no será el aparente hecho que lo provoque, sino algo más profundo, algo nuevo que ha traído el modelo económico, la globalización y la tecnología de la información: una nueva clase media,  su malestar e inconformidad con el sistema.

En un reciente informe del BID (Banco Interamericano de Desarrollo), se afirma que la clase media en el  Perú llega al 70% de la población. Esto desde luego no es cierto, es una exageración, producto de la miopía o el entusiasmo de instituciones vinculadas a  élites económicas y políticas, que  partiendo de una cuestionable metodología, basada en el ingreso, llegan a esta extravagante cifra, sin advertir “convenientemente” que el ingreso en nuestro país es meramente circunstancial, y concluyen que cada vez hay menos pobres y más clase media. Lo cierto es que gran parte de ese porcentaje que hoy se ubica en la clase media, en realidad está en la frontera de la pobreza y el solo hecho, por ejemplo, de perder el trabajo lo regresará a ella.

Con todo, no puede dejar de reconocerse que el crecimiento de la clase media en los últimos 15 años ha sido enorme. Una visión más realista sostiene que el porcentaje en ningún caso es menor al 40% de nuestra población, igual se trata de 12 millones de ciudadanos. Pero algo más importante aún, al margen de las metodologías, quienes todavía no son de clase media quieren serlo y se encaminan hacia ella. Esta tendencia de crecimiento se confirma con el informe Global  Tradens, publicado por el Instituto de Estudios de Seguridad de la UE que afirma que en el mundo la clase media llega a los 2 mil millones y para el 2020  llegará a 3.2 mil millones.

Esta nueva clase media, cualitativamente más lúcida y numéricamente más poderosa, será -o mejor dicho- ya es un nuevo actor en la escena política y en el mercado. Reclamará más transparencia, más eficiencia, más participación, tanto en el gobierno como en las operaciones económicas. No renegará radicalmente del sistema democrático ni de la economía de mercado, pues cree en sus reglas y  principios, pero rechaza el carácter nominal de ambos, recusan lo que los políticos y los empresarios han hecho del sistema: un remedo de democracia, una caricatura de economía de mercado, que solo sirven para que los políticos se llenen los bolsillos y vivan sin trabajar, y la mayoría de grandes empresas incremente industrialmente su dinero mediante el abuso.

Por eso los jóvenes de esta nueva clase media no se tragan el cuento del “milagro peruano” y menos aún que lo logrado sea solo producto de las grandes inversiones. Por el contrario, ellos reclaman su lugar, que se reconozca que ellos han sido la base, el motor del capitalismo nacional. Saben que el crecimiento económico del que tanto se jactan los políticos y los grandes empresarios, es en realidad producto de su esfuerzo y emprendimiento, de su trabajo y de su consumo, y no solo de las inversiones y las buenas políticas económicas. No están conformes ni con el Estado, ni cómo funciona el mercado. No solo rechazan la ineficiencia y corrupción del Estado y de la clase política, sino también los abusos de los oligopolios bancarios y comerciales.

Pero no se engañen, el hecho que no sean radicales no implica que sean menos fuertes y contundentes. El horizonte de sus expectativas es mucho mayor y más difícil de satisfacer. Será una clase media que exigirá más participación pública, una mayor cobertura y calidad de los servicios públicos –en manos del Estado o de los particulares-. Educación, salud y justicia estarán primeros en la lista.

No obstante la sombra que proyectan los hechos que están por venir, las clases dirigentes siguen en el error. Los políticos ven a esta nueva clase media como simples electores que pueden seguir embaucando, no los perciben como verdaderos ciudadanos; por su lado, la mayoría de grandes empresarios los miran como una gran cifra, como más bolsillos de donde sacar dinero, si es engañándolos mejor. Se equivocan, cometen un grave error,  esta nueva clase pronto  ajustará cuentas, no le interesará solo lo que pasa en el mercado porque entiende que no podrá solucionar sus abusos sin reformar el sistema político, lo que implicará crear una nueva relación entre gobernantes y gobernados,  entre consumidores y empresarios.

Ellos entienden que la actual clase política y su forma de actuar es caduca e inoperante. De allí que, la rebelión de la clase media será contra la ineficiencia y corrupción, así como contra la creciente desigualdad que genera el sistema. Los desbordes que se avecinan estarán animados y cohesionados por las redes sociales. Serán rebeliones, no revoluciones; quieren un cambio, no quieren destruir el sistema. Pero son movimientos suficientemente contundentes como para derrocar un régimen, Egipto es el ejemplo. Hay quienes han afirmado que esto no pasará en el Perú por la ausencia de liderazgo y por lo fragmentado del país; nuevamente se engañan. En todos los lugares donde sucedió existió la misma miopía, estos movimientos no necesitan liderazgo ni estructuras, porque no buscan crear movimientos políticos estables o partidos, solo buscan la eficiencia del sistema; es la expresión de lo que Zygmunt Bauman llamaría la política líquida. Son las primeras muestras de lo que en el futuro será la política, una combinación de protesta digital con desborde en las calles.

¿Se puede evitar que estas protestas surjan en el Perú? La respuesta es evidente, no hay forma de evitarlo, pero sí de adecuar la política y el modelo económico. Esto se logra no tapándose los ojos como lo están haciendo muchos políticos y empresarios. Lo que hay que evitar es que este desborde llegue a extremos que empuje al gobierno a caer en una tentación autoritaria o destruir completamente el modelo económico. Sí, tenemos una pequeña, pero aún clara posibilidad de salir bien de esto, así lo señalan los propios lemas usados en otros lugares: “No estamos contra el sistema, el sistema está contra nosotros”.

  1. #1 by Edmundo Pariente on 12 julio, 2013 - 22:57

    Interesante analisis que ojala sea leido por jovenes y adultos que forman parte de la nueva clase media peruana para que intenten organizarse y participar mas activamente de la vida politica del Peru, de no hacerlo permitiran que lo sigan haciendo los mas ineptos y mafiosos que buscan el poder solo para enriquecerse, sin importarles mucho el progreso del Pais.

    Felicito al autor de este blog Dr Walter Gutierrez por sus esfuerzos en compartir este tipo de informaciones y ojala que lo cpntinue haciendo para contribuir al desarrollo de la conciencia ciudadana.

  2. #2 by edwin masseur stoll on 13 julio, 2013 - 8:20

    La debilidad de la democracia en el Perú comenzo en la década de los 70, cuando los militares que tomaron el tomaron el poder destruyeron los partidos políticos, tarea que remató Fujimori.Desde entonces, la presidencia de la república ha caido en manos de políticos improvisados: García I, Fujimori, Toledo, Gaarcía II (otra persona, comparada con Garcia I) y Humala. El 2016 presenta un panorama similar, con un presidente preso y dos absolutamente desprestigiados.

  3. #3 by Orlando CORREA on 13 julio, 2013 - 18:02

    Mis saludos al Colega.
    Al que personalente tengo mi aprecio, por su tiempo y dedicacion a la reflexion.
    Sobre el tema de la nueva clase media, es una corriente real, como el agua que se desprende del nevado, generando primero un hilo de agua, y luego caudolosas correintes.
    La clase media dara en cualquier momento en el Peru, su salto, o su asalto.

  4. #4 by Eduardo Rojas Garcia on 13 julio, 2013 - 19:04

    Mis felicitaciones por este articulo, ya que considero que es una muestra de preocupación por el futuro de nuestro país, y como profesional de derecho toca alertar a la opinión pública las consecuencias que podrían tener una mala administración del estado, que se manifiestan continuamente con la incapacidad y la inoperancia de la administración pública , aliados con la mala práctica y la creciente telaraña de la corrupción en todos los sectores, ante la indiferencia de las autoridades políticas y civiles quienes lejos de de cumplir su verdadera función para los que fueron nombrados al final se convierten en cómplices, entonces la población se siente decepcionado y utilizado por los políticos que bajo ciertas posturas de cambiar o mejorar la situación de los Peruanos logran asumir cargos y terminan haciendo lo mismo o peor , ya que saben que nadie ha sido castigado ejemplarmente , pero no siempre puede resultar así, la población está cansado del engaño, de ser utilizado con un grueso electoral, de la ineficiencia, que genera la desconfianza en los partidos políticos, es allí que ese porcentaje del sector de la clase media emprendedora como protagonista del crecimiento económico, puede con todo derecho participar en el escenario político y cambiar los mecanismos en la administración a fin de que el sistema sea eficiente y asegure de manera sostenida el crecimiento económico de nuestro país, de lo contrario estaremos enfrentando dentro de poco tiempo una crisis económica, política, social solo por la incapacidad y falta de voluntad política de nuestros gobernantes, pero este posible cambio que puede darse por medio de la rebelión y no revolución, igual va a generar conflictos sociales, ante la oposición de los que están acostumbrados a servirse del pueblo, pero ello no desalentará la necesidad del cambio, a menos que se corrija oportunamente la administración, aun que eso no creo que ocurra.

  5. #5 by Eduardo Rojas Garcia on 13 julio, 2013 - 19:07

    Eduardo Rojas Garcia :
    Mis felicitaciones por este articulo, ya que considero que es una muestra de preocupación por el futuro de nuestro país, y como profesional de derecho toca alertar a la opinión pública las consecuencias que podrían tener una mala administración del estado, que se manifiestan continuamente con la incapacidad y la inoperancia de la administración pública , aliados con la mala práctica y la creciente telaraña de la corrupción en todos los sectores, ante la indiferencia de las autoridades políticas y civiles quienes lejos de de cumplir su verdadera función para los que fueron nombrados al final se convierten en cómplices, entonces la población se siente decepcionado y utilizado por los políticos que bajo ciertas posturas de cambiar o mejorar la situación de los Peruanos logran asumir cargos y terminan haciendo lo mismo o peor , ya que saben que nadie ha sido castigado ejemplarmente , pero no siempre puede resultar así, la población está cansado del engaño, de ser utilizado con un grueso electoral, de la ineficiencia, que genera la desconfianza en los partidos políticos, es allí que ese porcentaje del sector de la clase media emprendedora como protagonista del crecimiento económico, puede con todo derecho participar en el escenario político y cambiar los mecanismos en la administración a fin de que el sistema sea eficiente y asegure de manera sostenida el crecimiento económico de nuestro país, de lo contrario estaremos enfrentando dentro de poco tiempo una crisis económica, política, social solo por la incapacidad y falta de voluntad política de nuestros gobernantes, pero este posible cambio que puede darse por medio de la rebelión y no revolución, igual va a generar conflictos sociales, ante la oposición de los que están acostumbrados a servirse del pueblo, pero ello no desalentará la necesidad del cambio, a menos que se corrija oportunamente la administración, aun que eso no creo que ocurra.

  6. #6 by Mario 5 on 14 julio, 2013 - 0:40

    Estoy de acuerdo en gran parte con la descripción de la situación de la sociedad contemporánea. Sin embargo, la veo algo pesimista, como que siempre habrá poderes ocultos que conspirarán en contra de la mejoría de ella. Claro, no podemos ser ingenuos de que el mal existe, que el poder pervierte, el deseo de tener más, el deseo del placer exacerbado, egoísta, que considera al ser humano como objeto y no como persona, es el peligro mayor que es necesario contrarrestar. Eso sólo es posible hacerlo desde la formación del individuo, dentro de la familia que viva los valores del respeto de los mayores por los menores, especialmente los primeros años de la niñez, que cada vez más, están siendo reconocidos como fundamentales, como su nombre lo dice, son el fundamento de la personalidad. La tarea, entonces, está en reconocer el papel crucial e insustituíble de la familia. En consecuencia, es necesario preservarla, fomentarla, auxiliarla, promover su continuidad en el tiempo, darle solidez moral. Si falla la familia, falla el país. Inevitablemente.

  7. #7 by Alberto Tocunaga Ortiz on 14 julio, 2013 - 7:51

    Los fracasos de los gobernantes y sus acólitos han llevado a que sea una realidad lo que en el artículo en comentario se señala. No hay que ser un profesional universitario para darse cuenta de que los políticos amasan grandes fortunas con cifras que jamás podrán explicar, como aquellas que citan como ingresos por exposiciones millonarias, cual si hubiesen sido gobernantes de éxito, y no mediocres que nadie en su sano juicio pagaría un céntimo por escucharlos.

    En efecto, no es realidad que la población del Perú esté abandonando la pobreza. Basta mirar la realidad de las calles del país donde campea la miseria, esa que la televisión carroñera sólo muestra cuando hay desastres. Una versión de los “Autorizados”, se ufana en decir que el que gana 264 soles ya no es pobre, o el que gana 259 ya salió de la pobreza extrema. Pero, el Estado da 265 soles a los de la pensión 65. ¿Y donde está la clase media?
    La respuesta al fracaso de los gobernantes está en la creciente delincuencia que hace que la llamada seguridad ciudadana ya sea algo inalcanzable, o por lo menos una tarea de varios lustros, pues, tenemos delincuencia importada a la colombiana y a la mexicana, entre otras, y sin contar también con las que peligrosamente crece con el narcotráfico que echa mano a los políticos.

  8. #8 by PAULO LATINEZ on 15 julio, 2013 - 11:01

    NUESTRO PUEBLO ESTÁ CANSADO QUE LAS DECISIONES NACIONALES ,ESTÉN EN MANOS DEL CONGRESO,UN CONGRESO PARÁSITO QUE NO RESUELVE ABSOLUTAMENTE NADA,UN CONGRESO QUE A TRAVÉS DE LOS ÚLTIMOS AÑOS A PODIDO DEMOSTRAR UNA TOTAL Y VERGONZOSA INEPTITUD EN FAVOR DE NUESTRA POBLACIÓN Y QUE DE VERDAD, ESTAMOS HARTOS DE VER A NUESTRO PERÚ SOMETIDO A UNA ORFANDAD DE DECISIONES HABIENDO TANTO POR HACER Y NO SE HACE.
    LOS CARGOS PÚBLICOS COMO LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO,DEBERÍAN DARSE BAJO LA DESIGNACIÓN DIRECTA DEL PUEBLO Y NO QUE SE PRESTE A LA CONVENIENCIA DE LOS GOBIERNOS QUE SE PRESTAN AL CONTUBERNIO POLÍTICO PARA PASAR POR ALTO ACTITUDES QUE ESTÁN FUERA DE LA LEY Y MENOS SE PUEDE PERMITIR CUANDO HAY UN CONGRESO PARÁSITO QUE SOLO RESUELVE LO QUE LES CONVIENE O LO MENOS IMPORTANTE,PERO LAS DECISIONES TRANSCENDENTALES LAS ENCARPETAN,.ASÍ COMO,.??,,UNA BUENA OPCIÓN ES EL DOCTOR WALTER GUTIERREZ QUE DESDE LEJOS ES MUY SUPERIOR A LOS QUE HOY EN DÍA QUIEREN COMPETIR,.YO ME PREGUNTO ¿ ALGUIEN A PODIDO ESCUCHARLO EN SUS GRANDES EXPOSICIONES DE TRABAJO,.? ..CREO QUE DESDE AHÍ SE PUEDE SACAR CONCLUSIONES Y CALIFICAR A UNA PERSONA,.AL RESTO QUIEN LO HA ESCUCHADO Y SI HAY PUNTO DE COMPARACIÓN,.?LO DEJO AHÍ,..!!

  9. #9 by Luis Martinez on 18 julio, 2013 - 9:06

    Mi sincero agradecimiento por describir y difundir la actual clase política como caduca e inoperante, el esquema politico caduco en una seudo democracia q no sirve para mucho y digo seudo democracia porque esta deberia servir para bien, si no no sirve como sistema, Esto lo sabemos TODOS ya que ya no tenemos los ojos y la fe politica avalando a seudos o aparentes lideres, estamos convencidos que la democracia y politica peruana es una fabrica de exitosos y nuevos ricos por el poder politico que ostentan avalados en la corrupcion y apoyados con empleados publicos ineficientes e ineficaces, estamos hartos de congresistas que no dan resultado CON COSTO Y SIN BENEFICIO.
    La vison ha cambiadoy no se dan cuenta subestimando nuestra inteligencia….

  10. #10 by JULIA ANGELICA on 21 julio, 2013 - 15:30

    El factor más pujante y dinámico de nuestra economía son nuestros jóvenes, sin ellos jamás habríamos alcanzado los ritmos y crecimientos actuales; muchos atribuyen éste logro sólo a la política , pero es que acaso , no son aquellos que la representan los que se encargan de manosearla, desacreditarla y romper las buenas formas que le brinda la Democracia?
    Hoy, ésta nueva clase social tienen la responsabilidad de construir un sistema político que refleje la dignidad y la libertad de los pueblos , de renovar el pesado lastre que todos arrastramos y que se restaure la confianza perdida .
    El reto es intenso porque contamos con un Estado insensible y sordo ; con una clase empresarial aficionada al poder político y con un sistema educativo anacrónico y desarticulado .
    Los jóvenes tienen el poder de cumplir sus aspiraciones humanizando y dignificando la política. Ese es el objetivo .

  11. #11 by Edmundo Pariente on 2 agosto, 2013 - 18:13

    Felicitaciones Sr. Walter Gutierrez por sus esfuerzos en exponer y divulgar informacion valiosa a traves de su Blog, a partir del cual considero que seguira fomentandose una mayor cultura y concientizacion de nuestro pueblo y especialmente de esa clase media que Ud. refiere, para que participe mas activamente no solo en la critica y en la queja sino en la organizacion coherente y decidida en grupos para poder participar en plataformas informativas y de accion no solo para dar a conocer planteamientos concretos y opiniones bien sustentadas, que permitan demostrar a “opinologos” y “politologos” que existen ciudadanos bien preparados y dispuestos a defender sus derechos y cumplir con sus deberes.
    Considero que nuestro Pueblo es cada vez mas conciente del rol que le toca asumir, para evitar que los politicos de siempre, asi como los oportunistas y sinverguenzas sean denunciados y desaparezcan de la vida politica de nuestra Patria.

  12. #12 by Haydith Del Aguila on 3 agosto, 2013 - 19:16

    La respuesta de la poblacion a la que siempre se ha clasificado por segmentos A, B, C, ….F, Clase media alta, media baja…,etc; sin que comprendamos que somos integrantes de un pais que razona, asume sus propias conclusiones, cuando vemos que nuestras autoridades solo buscan el beneficio propio, lo que se evidencia en los signos exteriores de riqueza, que no se pueden justificar, porque es la apropiacion de los fondos publicos, con un “sistema de corrupcion” desde el mas alto nivel, las luchas contra la corrupcion son un saludo a la bandera, porque esto se ha institucionalizado, diferencias entre las autoridades regionales, locales y nacionales; sin un plan de gobierno a mediano y largo plazo, cierto es el caldo de cultivo, para que la poblacion exprese la necesidad de cambio, el cumplimiento de funciones de cada poder del Estado, sin facilismo de delegaciones que solo consiguen la concentracion de poder, la descentralizacion economica y fiscal no se agenda, no se reconoce que hay toda una poblacion que no esta siendo atendida, y que tiene que ser escuchada….

  13. #13 by EDWIN on 4 agosto, 2013 - 12:01

    Creo que gran parte de los problemas que nos aquejan es por la dejades de los gobernantes y su absoluta incapacidad para resolver problemas de fondo como la educacion y extrema pobreza y ya en los ultimos tiempos la inseguridad de todos los cuidadanos.
    Urge hoy un cambio conciente y decidido, para conservar nuestra forma de vida …perdon mejor dicho para mejorar la que estamos padeciendo..pero es algo que nosotros mismos tendremos que hacer. Por que estos politicos de hoy, solo andan preocupados por las repartijas …estos sujetos oortunistas no haran nada por el pueblo.

  14. #14 by ALEX DE LA CRUZ ESTEBAN on 5 agosto, 2013 - 9:02

    En primer lugar reconocer y felicitar la opinión política al Dr. Walter Gutierrez, por aportar su análisis de la evolución política y social en el desarrollo de la sociedad. Cabe indicar, que la clase media en nuestra país podemos tambien entenderla desde sus propósitos en el contexto nacional e internacional. En nuestra sociedad, sabemos que parte de esta clase social ha estado muy comprometida con el poder económico internacional y la otra parte comprometida con los objetivos nacionales, procurando generar una corriente compremtida con los intereses nacionales, creando una economia nacional capitalista (que resulta muy ser vulnerable por por el desarrollo del capitalismo internacional), por ello busca la eficiencia del sistema eeconómico nacional, pero que localmente es obstruida precisamente por la inefciencia de administración pública, y de las clases políticas que no aportan corrientes de cambio hacia la consolidación de los objetivos nacionales. Esto sucede, a causa de que nuestro pais vive en forma fragmentada, producto de nuestra diversidad geográfica y multiculturalidad; cuyas diferencias poco a poco se van superándose y en esta perspectiva procurando superarlas, alcanceremos más adelante la consolidad nuestra identidad nacional; entonces, solo entonces, advendrán cambios con sabor a todas la sangres, con una identidad nacionalista que en conjunto permitirá que avancemos, en lograr la eficiencia de nuesto sitema económico social que será a la peruana.

  15. #15 by Fernando on 22 agosto, 2013 - 16:29

    Estimado Sr. Gutierres y todas las personas que “ven” la realidad de un país en que progresan “algunos” como decía uno de los causantes de la ruina de una empresa; contrastando con un pais “gobernado” por narcotraficantes, ladrones, estafadores, políticos y su entorno; “Emprendedores informales y explotadores ( ya viene el Sunafil ¿porqué?) y una evasión fizcal con lavado de dinero mal habido….que refleja ( junto con malos hospitales y educación) que estamos progresando ¿nó?
    Felicitaciones a los que se lo han merecido al trabajar y estudiar…..pero a los que explotan a lo que saben como mérito propio……se refleja en su calidad de persona.

(No será publicado)